Descubre mis Estrategias de Reingeniería de Vida para Profesionalizar Tus Ideas Emprendedoras

Recibe en tu email semana a semana: El Paso-a-Paso Que Hace Tangibles Tus Ideas FÁCILMENTE Usando

El Hilo Conductor de Tu Esencia

Sobre Mí

Me llamo Ana Cecilia Vera. Me hice conocida como una de las pioneras en enseñar coaching en el mundo de Internet como La Coach en Reingeniería de Vida, por el entrenamiento por el que han pasado centenares de personas desde su primer lanzamiento en el año 2009.

Todo el que me conoce sabe que ando por la vida encendiendo el agente de cambio que vive en cada persona con la que me cruzo. Para mí son como brasitas cubiertas por una ceniza gris, pero cuando las soplo, ¡puedo SENTIR el rojo intenso de sus fuegos internos! 

Mi misión es ayudarte a recordar TU DON y hacer realidad la vida para la que has nacido

Me encanta el instante en el que se iluminan al DESCUBRIR (o RECORDAR) que han nacido para un propósito único, y que pueden SER ÚTILES con su talento, expresado en sus ganas, ideas y sueños que se sienten llamados a crear pero aún han hecho realidad.

Por eso me especializo en acompañarte de manera integral (involucrando tu mente, tu cuerpo, tus emociones, tu energía) en la incómoda transición de miedos y dudas que aparecen naturalmente en el camino a despertar tu verdadera esencia y transformarte en QUIEN ERES REALMENTE.

Al disolver con AMOR estos bloqueos, TU DON puede activarse para sentirte MERECEDOR DE RECIBIR Y HACERLE LUGAR A TU COMPLETA FELICIDAD, mientras te sientes apoyado e impulsado a completar tus metas con claridad, propósito, fluidez y total confianza en ti.

De mi mano vas a encontrar LAS RESPUESTAS A ESAS DUDAS que te tienen en las vueltas y la confusión, y EL HILO CONDUCTOR que estás buscando para concretar tus más grandes sueños mientras sirves al mundo con tu talento.

Quiero guiarte a través de La Alquimia ReINgenieril que te enseña cómo

ACTIVAR TU DON Y ALINEARTE
PARA CONVERTIR
TUS SUEÑOS EN PROYECTOS

y tus proyectos en realidad

“Cada bloque de roca tiene una estatua adentro y es tarea del escultor descubrirla”
Miguel Ángel

¿Será por eso que algunos me APODAN Arqueóloga de Talentos y otros,
Escultora de la Vida?

Soy una persona dulce en mi forma de ser, una Persona Altamente Sensible (PAS, para los amigos), con un alta empatía, y hasta psíquica; capacidad que en el pasado (y hasta que no logré reconocerla como un don), me generaba muchos conflictos porque percibía muy fácilmente y de manera intensa las emociones de los demás.

Tuvo que pasar mucha agua bajo el puente no sólo para reconocerla como un REGALO, sino para aprender a usarla en pos de mi beneficio y el de los demás.

Me resulta natural percibir lo que le pasa al otro aún sin escucharlo, y a veces, sin verlo… estando a distancias físicas considerables (mis clientes pueden dar Fé de esto). Conecto fácil y de manera profunda con las personas.

Tengo una visión espiritual e integral del mundo y de la vida: desde pequeña siento cosas y sé cosas que no sé cómo las sé, pero cuando las expreso me doy cuenta de que algo intenso y positivo se produce en los demás; y no lo puedo evitar; lo transpiro y r-espiro (espiro = espíritu).

Puedo generar fácilmente conversaciones en las que el otro se siente abierto y transformado en sus pensamientos y emociones. Incluso si me “escucho” haciendo alguna pregunta muy simple, algo cambia cuánticamente en ese proceso de ida y vuelta de lenguaje y energía. Me resulta fácil y natural generar un contexto de conexión para que la persona ingrese en un estado de descubrimiento y apertura: cuando se va de la conversación, se va claro, seguro de sí mismo, inspirado y motivado a la acción.

Tengo la capacidad de ver (mejor dicho, SENTIR, como si yo fuera un ESCÁNER REVELADOR) el DON de la otra persona, y ayudarlo a convertirlo en proyectos tangibles que transformen su vida y sus mundo

 

Mi tarea más importante NO es decirle lo que veo y siento, sino ayudarlo a

crear el camino

PARA QUE ÉL O ELLA LO PUEDAN RECONOCER, SENTIR Y ACTIVAR PARA LLEVARLO A LA REALIDAD CON ACCIONES CONCRETAS.

Esos “paquetes” bajan a mí con imágenes, sensaciones, palabras, preguntas. Simplemente “SOY” en ese momento. Hay un hilo conductor que se produce, y cuando menos quiero controlarlo (o preparar lo que voy a preguntar y/o decir), más fuerte y sanador es lo que ocurre en la sesión o clase que estoy impartiendo, no sólo para ellos, ¡sino para mí!

Desde pequeña me es natural sentir intensamente la gracia del Universo, y cuando por distintas situaciones me desconecto de ella, mi cuerpo lo siente rápidamente mostrando achaques diversos, lo que hace que busque con ahínco volver a MI CAMINO.

Esta conexión con La Fuente la siento a menudo disponible; por eso una de las cosas que más me gustan es crear clases, centrados y visualizaciones de manera improvisada, ya que cuanto menos las preparo, más aparece esa conexión Universal, y más efectivo es el cambio en quienes las reciben. Esto me sigue sorprendiendo y maravillando día a día… – AHHHH (exclama feliz mi alma mientras te cuento esto).

 

La destreza adquirida en mi formación en ingeniería me ha FACILITADO el convertir fácilmente en TANGIBLE aquello que nace de las ideas (del espíritu).

¿Existe algo más maravilloso y poderoso que poder transformar nuestros sueños (que son pura energía) en nuestra mismísima realidad
(lo material)?

O sea que el CAMINO ESTÁ COMPLETO:

Espíritu -> Energía -> Pensamientos (Creación Mental) ->
Emociones -> Movimiento -> Crear Realidad Física

O lo que yo llamo: El Ciclo de ReINgeniería de Vida Hacia Lo Que Quieras SER

Conmigo pueden acceder a SU DON; se sienten guiados, claros y fuertes en hacer uso de ese REGALO que les ha sido concedido como herencia divina para lograr todo cuanto se propongan, pero sobre todo, el volver a SENTIR la conexión con SU VALOR y usarlo cada día de manera enfocada y productiva, convirtiéndose en agentes de cambio activos de sí mismos y del mundo, para crear una vida MÁS ECÓLOGICA, más sana, más plena y más consciente.

¿Para qué hago lo que hago?

Para que cada vez más personas puedan sacar a a luz y llevar a cabo su verdadera vocación y propósito convirtiéndose en los agentes de cambio que el mundo -y ellos mismos- necesitan.

Que cada vez más personas puedan descubrir y hacer realidad la vida para la que HAN NACIDO.

¿Por qué lo hago? ¿Qué es lo que me mueve en lo más profundo?

Ayudarte a sanar tu niño herido para sentirte MERECEDOR de dar lo mejor de ti y recibir lo mejor del Universo.

Enseñarte a disolver con AMOR las cadenas que te atan a una vida que no es la tuya, para SER y SENTIRTE LIBRE de recrear y vivir la vida que siempre intuías que estabas llamado a vivir y hasta ahora pensabas que era una “locura”.

Ayudarte a que te transformes en un CREADOR ACTIVO de un mundo más feliz viviendo y concretando tus sueños y convirtiéndote en puente para que otros también puedan lograrlo, sea lo que sea a lo que elijas dedicarte.

Mi mayor RAZÓN es que más personas se dediquen a su verdadera vocación para ponerla al servicio de sus vidas y el mundo.

Esta es la única manera de ser plenamente felices

siendo quienes realmente son,
compartiendo su DON con el mundo

mientras son extraordinariamente recompensados.

UN POCO DE HISTORIA

A mis 16 años mis papás contrataron una psicopedagoga de orientación vocacional. El resultado fue que tenía aptitudes para las ingenierías y las matemáticas. Creando un contraste a esta primera revelación (bastante acentuado por cierto), el resultado del test además reveló: educación y filosofía.

Por mi corta edad y el dilema que empezaba a surgir, fue confuso decidir cuál carrera estudiar, sobre todo por lo variado y diferente del resultado. Lo único que tenía claro en ese momento era lo mucho que me gustaban mis materias preferidas del colegio: matemáticas, psicología y filosofía (¡AHH!, como amaba la filosofía; devoré la “Apología de Sócrates” como nadie en mi clase; tanto me encantaba, que me sacaba siempre notas entre 9 y 10 y mis profes me adoraban por cómo me involucraba en sus clases).

Como a mis 10 años mis padres decidieron mudarnos como familia a vivir a Asunción, Paraguay. La transición hacia otro país, requería cambios de los grados académicos que hicieron que me adelantara en contenidos escolares, por lo que, después de 5 años cuando regresamos a la Argentina, yo estaba terminando la escuela secundaria con una edad muy corta para lo que se esperaba en ese nivel. Pues bien, finalmente me decidí, y a los 16 años ingresé a la universidad para comenzar mi carrera de ingeniería en computación.

Todo muy lindo, debo decir. Mientras avanzaba en mis estudios ingenieriles me daba cuenta cuánto me gustaba todo lo que iba aprendiendo (en realidad, el aprender siempre estuvo presente en mi vida como una necesidad imperiosa), por lo que a mis 22 años me recibí con el título de ingeniera en computación y comencé a trabajar en empresas como profesional de la ingeniería.

Fueron años de muchísimo aprendizaje: el hecho de vivir y mantenerme sola en una ciudad tan grande como Buenos Aires, reforzó “mis músculos” de trabajo, perseverancia e independencia. Podía sentir cada día más cómo un espíritu emprendedor arrollador crecía en mí para dar y recibir más.

No pasó mucho tiempo hasta sentir con mayor insistencia una insatisfacción que me empujaba a MÁS. Estaba hambrienta de conocimiento y SENTIDO. Algo me estaba movilizando desde las entrañas y de una manera misteriosa.

Y llegó el QUIEBRE con mi carrera de ingeniería.

La carrera de coaching y otros conocimientos del campo del desarrollo humano y espiritual lo acentuaron.
Siempre cuento que en un momento llegué hasta “odiar” mi trabajo como ingeniera. Lo que no me daba cuenta todavía, era que esa “pelea con mi profesión” me estaba dando la oportunidad de CAMBIAR MI DIRECCIÓN HACIA LO QUE REALMENTE QUERÍA SER. El propósito de esa insatisfacción fue justamente ese: REVELARME claramente lo que padecía con el trabajo que estaba haciendo (la manera en que lo estaba haciendo y el lugar en donde lo estaba desempeñando). Y claro, la FRUSTRACIÓN, la CONFUSIÓN, y el CAOS imperaban esos momentos de puja y transformación.

Mis voces internas disparaban algunos planteos, reproches, arrepentimientos, tales como:

– ¿Por qué elegiste estudiar esta carrera de ciencias exactas si siempre sentiste esa conexión con lo humano y los misterios de la vida?”…

– Qué desperdicio de estudio, de años y de esfuerzo… ¿y ahora qué vas a hacer?

Las palabras “estrellas” que reflejaban ese momento eran: VACÍO, INCERTIDUMBRE, INSEGURIDAD.

“La adversidad es como un fuerte viento que nos arranca todo menos las cosas que no pueden ser arrancadas. En ella nos vemos como realmente somos”.
Arthur Golden

Algunas personas de mi entorno informático me miraban como “sapo de otro pozo” (a sus ojos, no era un “sapo del pozo de los ingenieros”). Me desempeñaba en mi trabajo informático perfectamente, no había problemas con ello, pero mi perfil sociable y humano y los temas filosóficos que tanto me apasionaban, marcaban una diferencia que se hacía cada día más evidente, comparada con otros colegas que “no eran así”. Puede que en aquel momento de crisis las quejas sobre mi carrera se sostenían en la FORMA de ejercerla que “no me llenaba”, pero como todavía no “me había caído el 20” (como dicen en México), no podía encontrar soluciones a esta sensación de “vacío” y desconocimiento.

¿Cómo iba a implementar semejante transición y cambio?

La realidad era que no estaba encontrándome con mi verdadero potencial y misión en el mundo. Y todo iba empujando para que me encuentre. Y lo más lindo de todo es que llegó en su momento justo: cuando estuve preparada para recibirlo.

YO LO SENTÍ COMO UN PARIR:
LITERALMENTE DI A LUZ MI VERDADERA
VOCACIÓN

En el soplo vital que recibí al nacer, Dios puso la semilla de mi  don en Mí, Y me lanzó al mundo para vivir la experiencia de ACTIVARLO y CONVERTIRLO EN MI VIDA Y EN MI MEDIO DE VIDA.

Mi proyecto de vida.

Esculpir mi vida como si fuera una roca, para encontrar la escultura (mi don) adentro (como dice Miguel Ángel).

Claro, ¡recordarlo!

Y así me enteré de que existía 🙂 Y así elegí hacerme cargo de él; acompañando cada vez más consciente “el embarazo de mi don” como toda gestación. No podemos forzar el dar a luz, sino acompañar con todo cuidado, amor, contención y paz esa transformación tan bendita.

Necesitaba MADURAR para poder vivir (permitirme crear) una vida con verdadero sentido, dirigida por un gran propósito por el que levantarme cada día; y con responsabilidad de hacer uso de mi don para ayudar a los demás y dejar mi huella.

Como todo parto, tu SER puja por salir. Y lo va a seguir haciendo para que te enteres. Busca abrirse camino atravesando toda oscuridad y obstáculo (mandato, prejuicios, creencias) para cumplirse.

Porque TU SER BUSCA SER y es lo que genera el ímpetu, la pasión y la fuerza para hacerse realidad, contra todo pronóstico.

Hoy puedo decir que “pujé” incansablemente hasta que ME DI A LUZ; hasta que me encontré y RECORDÉ MI CAMINO.

Porque me reconocí, me vi y comencé a usarme como el maravilloso instrumento del Universo que soy para vivir la experiencia de felicidad en esta tierra, ayudando a otros a ser felices a través de mi don.

Hoy bendigo todas y cada una de las experiencias que transité, porque me convirtieron en el ser humano que hoy soy (o que siempre fui pero no sabía).

Hoy vivo por y de lo que más me llena hacer, que es exactamente esto que estoy haciendo en este instante: abrirme y compartir mi historia para inspirarte, ayudarte a que hagas “filosofía” con tu vida… mientras aplico TODAS y cada una de las herramientas mentales, metodológicas e informáticas que me han dado mis benditos conocimientos de ingeniería, coaching, filosofía y espiritualidad, y toda destreza adquirida en mis años de vida hasta hoy.

Psicología, matemáticas, filosofía… esos gustos que de niña y adolescente marcaron mi vida, influyeron casi sin darme cuenta de una manera intensa y profunda, en mi futuro. En este futuro maravilloso que hoy vivo en el presente como un REGALO, que construyo y expando cada día y del que tan agradecida estoy.

MI DIVINO COMPAÑERO, MI DIVINA COMPAÑERA DE RUTA:

Bendice quién eres; bendice todo aquello que fuiste y aprendiste. Utiliza cada una de tus insatisfacciones, experiencias y conocimientos con AMOR para crear todo aquello que desees honrando la vida que te ha sido concedida.

Estás aquí para hacer una diferencia en tu vida y en el mundo.

Estás aquí para cumplir esa misión para la que fuiste llamado.

Estás aquí para SER FELIZ y ayudar a otros a SER FELICES “tocando tu mejor música”, la música de TU DON.

Por ello, amo ayudar a mis clientes y seguidores a poner orden y claridad en sus vidas para que su don y verdadera vocación puedan salir a la luz y así puedan concretar sus más grandes sueños mientras sirven al mundo con su mensaje y creaciones.

De manera que si hace tiempo estás sintiendo fuertemente UN LLAMADO INTERNO que te pide aprovechar lo que sabes para ayudar y hacer una diferencia en el mundo… si quieres explotarlo, profesionalizarlo y rentabilizarlo convirtiéndolo en tu modo y tu medio de vida, ¡puedo ayudarte!

TE OFREZCO

Un círculo privado de Reingeniería de Vida y Realización Profesional para Agentes de Cambio en Transformación, que te ayuda a ordenar tu mente, crear una visión alineada al estilo de vida que deseas y convertir tus sueños e ideas en posibilidades tangibles.

Programas de coaching y mentoría grupales e individuales en los que te guiaré a través de mi sistema a sacar a la luz tu verdadera vocación y convertirla en tu modo y medio de vida libre, abundante y feliz.

Formación y entrenamiento para organizar, integrar y empaquetar lo que sabes para dar a conocer y vender con éxito tus servicios desde tu valor y singularidad y así financiar el estilo de vida que deses.

conectémonos

Te invito también a que conectemos YA MISMO a través de Facebook, Twitter, Linkedin e Instagram. ¡Salúdame cuando me encuentres con un comentario! Estaré feliz de responderte personalmente.

Además, pasa ni bien puedas por mi blog en donde te esperan recursos útiles en los que te ayudo a disolver los “frenos de mano puestos” para alinearte con tu esencia y organizar tu vida, con mi estilo profundo y a la vez sistemático, para que despejes el camino y concretes verdaderos resultados.

Allí también vas a encontrar reflexiones que me “nacen” naturalmente desde el alma cada día. Y si me dejas un comentario… ¡seré muy feliz!

Y algo más: para que estés al tanto de todas mis novedades, te animo a suscribirte a mi newsletter semanal haciendo clic AQUÍ. Vas a empezar a recibir mis tips y estrategias de Reingeniería de Vida para descubrir y comenzar desde cero el diseño de la vida para la que verdaderamente has nacido, así como promociones y oportunidades exclusivas para suscriptores y muchos regalos que te van a encantar.

¡GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS por leerme y estar aquí! De corazón, quiero serte ÚTIL. Es mi mayor propósito en esta vida🙂

Pero que esto no quede aquí, por favor…

¡HABLEMOS!

Te invito a postular a una conversación exploratoria de cortesía

para que me cuentes acerca de tus sueños y proyectos, y juntos descubramos cuál es la mejor forma de ayudarte. Te llevarás claridad y propósito en tus próximos pasos.

¡El mundo necesita de tu talento!